domingo, 18 de julio de 2010

decido

Ya no me interesa callarme para que los demás no oigan. Eso de esconder para tranquilidad ajena ya no resulta a mi reposo interno. Inventar afectos en donde no existen, talla un ser que agobia y fastidia adicto a la gente confundida.

Esta decisión está convencida que los susurros iniciarán su trabajo intenso y predilecto pero no será cuestión que activen mis nervios. Total.. me divierto porque es un amanecer que aspira ser genuino.

Si en mi decisión, me provoca emular a una de esas tantas mujeres que habitan en mi guarida, escogería a la más auténtica, sin importarme su vestimenta ni cultura y sin aspiraciones de dejar de ser ella. Asumiría sus grandes dones, ser intuitiva y defender sus amores con la intensidad de una leona. Me convencería de que soy la materialización terrenal de la Luna y que, cada gemido de un útero pariendo es un retumbar que sale de la madre tierra. Amaría la belleza de las dos tetas por haber alimentado la continuidad de la especie.

Si asumo ser viril, me alegraría del llanto que refresca su esencia y admitiría que su gran poder es la sensibilidad. Dejaría de ser el tema central en las tertulias estrogénicas y que, la obra genital masculina, logrará trascender cuando deje de contribuir con la acelerada pérdida de la fragilidad femenina. Sabría que al herir a una mujer estoy hiriendo a mi mujer interna. Me alegraría iniciar y terminar las veces que sean necesarios todos lo eventos de la vida, hasta que comprenda que jámas la perfección es buena.

Si decido interpretar un homosexual, enseñaría, a lo masculino y a lo femenino, lo que es ser poseído por tan poderosas fuerzas en un mismo ser. Me levantaría sin permisos para vivir y, los escondites se los dejaría a aquellos que sus instintos lo delatan pero la mentira prevalece. Desistiría de estar alerta ante la pugna entre dioses y demonios aspirando quién se adueña de mi identidad. Que es tanta la responsabilidad con la humanidad, que se necesitaría otra vida para que se entienda que es enamorarse y perder la razón, vivir y morir, adorar a Dios pecando y solicitando perdón, abrazar la compañía y la soledad, igual a los todos pero, sin desear el sexo opuesto.

Les diría un hasta luego a mis padres sin permitir las culpas y no repetiría sus historias, haría mis propias historias y le diría a los demás que paran sus propias historias y dejen de ser tan repetidos. Simple.. así habrían muchos mundos con historias diferentes en éste mundo dispuestos a entenderse y, se terminaría con eso de ver en los demás mis fantasmas y los demás dejarían de ver en mi sus sombras ya que, al final, la historia nos está haciendo, aunque no parezca, iguales con cuerpos diferentes.

Por lo tanto, y seguro del torbellino que he levantado por éste éxtasis que significa decidir, auguro que viene un enfurecido aire dispuesto a rodearme y tratar de evitar el alumbramiento pero que no ha terminado de entender, que quién realmente decide, no duda.

Se les quiere.

Chao

6 comentarios:

  1. biennnnnnnnnn Ricardo....es un deleite leerte.

    ResponderEliminar
  2. Simplemente fantastico. Me mueve y me mueve..

    ResponderEliminar
  3. Ufff fantástico es poco, estás haciendo adicción a tus escritos.

    Gracias.

    Raniero.

    ResponderEliminar
  4. Bueno hermano...pienso que trasciende lo mortal...lo mundano y das espacio a lo espiritual a lo sublime..

    ResponderEliminar
  5. Ignacio Salvatierra2 de agosto de 2010, 17:08

    al final, la historia nos está haciendo, aunque no parezca, iguales con cuerpos diferentes.

    me atrapó ésta frase.

    Felicitaciones, siento que es hora de que se publique un libro.

    ResponderEliminar
  6. Gracias a todos por sus comentarios. en relacion al libro que hace referencia Ignacio, pues le agradezco su sugerencia.

    Además, tengo que admitir que debo ahondar más en ese planteamiento.

    A Manuel le digo, que no creo que haya trascendido lo mortal y relamente no estoy interesado. Lucho por ser diferente con mis criterios y experiencias.

    A Flor, Reniero y Dario abrazos y un fuerte agradecimiento.

    Los quiero

    Gracias a todos.

    ResponderEliminar